PRESUPUESTO SIN COMPROMISO LLAMANDO AL

958 80 07 87 - 654 338 982 - 647 846 212


El 11-S generó una gran nube tóxica de partículas de amianto que afecta a los supervivientes

El 11-S generó una gran nube tóxica de partículas de amianto que afecta a los supervivientes
5 (100%) 1 vote

Vista aérea de la nube tóxica con partículas de amianto en el atentado del 11 de septiembre de 2001El desastre de las Torres Gemelas sigue matando a personas, ya que muchos de los supervivientes de la zona cero respiraron una gran nube con más de 800 toneladas de partículas de amianto.

 

Ya han pasado más 15 años desde el atentado más drástico de la historia de la humanidad, aquel 11 de septiembre en el que se rompía la cada vez más delgada línea entre la ficción y realidad.

Todos podemos recordar a la perfección aquel horrible día de septiembre de 2001, ya que fue un hecho que cambió el mundo. Murieron aquel día un total de 2.996 personas, de las cuales 2.606 corresponden a personas que se encontraban en el interior de las torres, 265 a los ocupantes de los aviones secuestrados y 125 del atentado al Pentágono.

Por si fueran pocas las víctimas, este fatal atentado sigue cobrándose vidas a día de hoy, ya que en el interior de las torres se encontraba un secreto oculto que a la larga está resultando mortal, las partículas de amianto.

Las partículas de amianto, como ya sabemos casi todos, producen enfermedades mortales al respirarlas como cáncer de pulmón, asbestosis (fibrosis pulmonar) y el mesotelioma. Además, respirar fibras de amianto está asociado con otras neoplasias (carcinomas gastrointestinales o de laringe) y puede llegar a generar otros cánceres en riñón, ovario o mama.

Por tanto, al derribarse las Torres Gemelas se generó una gran nube tóxica que cubrió Manhattan y que contenía una enorme cantidad de partículas de amianto, además de combustible de los aviones, plástico, partículas de metal o fibra de vidrio, entre los materiales que se conocen con certeza. Todos ellos muy dañinos al respirarlos para la salud. Pero sin duda lo peor son los restos de amianto, que como sabemos al cien por cien produce cáncer, el cual empieza a desarrollarse en el organismo en un periodo de entre 15 y 20 años, justo los que han transcurrido desde el grave atentado.

Es por eso, que ahora comienzan a surgir enfermedades graves entre los rescatadores de las torres y los ciudadanos que se encontraban por la zona cero. Las partículas de amianto son muy ligeras y al expandirse permanecen mucho tiempo en el aire, el suficiente para que miles de personas respirasen enormes cantidades de fibras de amianto que se encontraban en el interior de esta gran nube tóxica.

Se calcula que solo en la Torre Norte podía encontrarse más de 400 toneladas de restos de amianto, que junto a la otra torre formaron una nube con más de 800 toneladas de partículas de amianto.

En la actualidad, son muchos los supervivientes que están viviendo graves problemas respiratorios y de salud producidos por estas fibras de amianto y aún muchos desconocen que se debe a la gran nube tóxica de amianto que respiraron durante horas ese drástico día en el que demolieron dos de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Nueva York cambiando las vidas de la sociedad moderna.

email

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>